No cabe duda que el panorama de las armadoras automotrices y las grandes fábricas cambió radicalmente con la automatización, de tal suerte que las imágenes de brazos robot moviéndose frenéticamente por líneas de ensamblaje son el pan de cada día.

 

Asimismo, y con el auge de equipos más compactos y versátiles como los brazos SCARA y los cobots, un diagnóstico de Interact prevé que el uso de robots se expandirá en los próximos 3 años a industrias como alimentos y bebidas, logística y electrónica.

 

Con esto en cuenta, las empresas buscan métodos para alargar la vida útil de estos costosos equipos de manufactura avanzada, como el programa de recambio de fundas de robot que ofrece BHP México. Sigue leyendo y conoce más.

 

Fundas de robot y retorno de inversión

 

Para ilustrar la importancia de las fundas de robot como insumo industrial especializado, así como del servicio de recambio de fundas de robot a la medida como método de prevención, primero debemos explicar los factores que determinan la productividad de los equipos de automatización.

 

Y es que, para garantizar el alto rendimiento de un robot, los jefes de línea de producción en las plantas utilizan 3 indicadores de productividad:

 

  • MTBF (tiempo medio entre fallos): es el intervalo en el que el robot funciona normalmente.
  • MTTR (tiempo medio de reparación): es el tiempo que un robot necesita para su reparación y para volver a estar completamente operativo.
  • Tiempo de inactividad (down time): es el intervalo durante el cual un robot no puede realizar sus tareas.

Tomando en cuenta que el retorno de inversión del robot depende del tiempo de trabajo total, utilizar la protección adecuada permite reducir los riesgos de fallas en el equipo (baja el MTTR y el tiempo de inactividad) y al mismo tiempo extiende su vida útil (aumenta el MTBF).

 

Así, la protección mediante fundas de robot tiene sentido como método para evitar fallas por factores nocivos –inherentes a la operación y al entorno– como:

 

  • Polvo y partículas.
  • Metal fundido o salpicaduras de soldadura.
  • Arco eléctrico u otro fenómeno electroestático.

Para mayor comprensión, veamos un ejemplo de protección mediante fundas de robot para un equipo robotizado de una planta de partes automotrices:

 

1. La máquina traslada miles de piezas plásticas desde una prensa hasta una cabina de pintura, donde puede haber gotículas de pintura en el aire.

2. La funda de robot diseñada y ajustada cubre por completo las partes movibles del brazo robótico, sin bloquear los sensores ni los cables de alimentación.

3. La instalación de la funda no requirió un down time muy largo ni se tuvo que desconectar ninguna parte del equipo.

4. El material para la tela de la funda es antiestático, lo que impide la acumulación de estática que produzca descargas electroestáticas o atraiga suciedad.

 

Programa de recambio de fundas de robot BHP

 

Si los factores antes mencionados no son suficientes para convencerte de que las fundas de robot son la mejor medida de protección en plantas automatizadas, ¿qué tal si te decimos que un programa de recambio puedes generar más ahorros?

 

Con un proveedor industrial como BHP México así funciona:

 

1. Elección de los materiales adecuados. Visitamos tu planta y analizamos los procesos para proponerte el desarrollo de una funda resistente a todos los factores nocivos detectados (menos fallas).

2. Diseño a la medida. Confeccionamos y ajustamos la funda completamente al equipo y al proceso (sin fisuras).

3. Garantizamos un alto nivel de servicio. Tenemos una cadena de abastecimiento consolidada (con el consumo y stock necesarios ante cualquier eventualidad), y desarrollamos propuestas para generar ahorros y mejoras en los procesos de nuestros clientes (menos down time).

 

Conoce los beneficios de nuestras fundas de robot:

 

 

En BHP México somos el único proveedor en México con fabricación, diseño, instalación y recambio de fundas de robot industriales. Tenemos experiencia en aplicaciones del sector automotriz con grandes armadoras como General Motors y FCA. Contáctanos.

 

Nueva llamada a la acción

 

Foto de portada: Dürr